11 noviembre 2011

DEBATE INTERRUPTUS

No ocurrió así, pero hubiera molado un huevo. Estamos en medio del debate con cinco partidos políticos que TVE organizó el miércoles para compensar el bipartidismo que sugirió el debate entre Rubalcaba y Rajoy. Ya llevamos transcurridos cuarente minutos. Ramón Jáuregui, por el PSOE, ha hecho una defensa inteligente de la gestión de la crisis económica, pero también ha sido inteligente la respuesta de Ruiz Gallardón, que insiste en la necesidad de votar al PP. Llamazares se desmarcó de ambos, a los que considera dos variantes de la misma estrategia liberal y servil al capitalismo europeo. Josu Erkoreka está defendiendo el desarrollo industrial vasco cuando de pronto María Casado interrumpe al representante del PNV: "Perdonen", dice sosteniendo una hoja de papel, "es que me acaban de llegar unos datos muy impactantes". Los cinco políticos se miran extrañados. Gallardón se atreve a hablar: "Admirada María, dinos sin más dilación cuáles son esos datos que causan aflicción en tu espíritu y que han detenido el normal desenvolvimiento del debate que hasta ahora moderabas con la diligencia y la templanza a la que nos tienes acostumbrados". La presentadora explica lo sucedido mirando ocasionalmente el papel. "Es que acaban de llegar los datos de audiencia, y resulta que no nos está viendo ni el Tato. De hecho, tenemos ahora la mitad de espectadores que el ‘Tu cara me suena’ de Antena 3 y muchos menos también que ‘Tierra de lobos’ de Telecinco". Carraspea y continúa. "Estamos al nivel de espectadores de la entrevista babosa de Gloria Lomana a Rajoy y del Hospitalet-Barça. No sé... que digo yo que podíamos mandarlo todo a la mierda e ir a tomarnos unas cañitas...".

Y así, sin más, relajados aunque algo asqueados, los políticos posan sus micrófonos de solapa sobre la mesa, se levantan, se estiran, y comienzan a pensar a dónde ir. Sólo Pere Macías, representante de CiU, se excusa y desaparece rápidamente del plató. "Éste no se acordaba del partido del Barça y va corriendo al bar de abajo a verlo", dice Jáuregui y todos ríen. Ruiz Gallardón asiente. Él tuvo la precaución de dejar grabando en VHS "Tu cara me suena".