18 noviembre 2011

LOSE-LOSE SITUATION

En Teoría de Juegos, se denominan “lose-lose situations” a aquellos lances en donde el jugador pierde se comporte como se comporte, juegue como juegue. La marcha de la totalidad de anunciantes del programa “La noria” ha colocado a Telecinco en una “lose-lose situation” tal y como se explica a continuación repasando las dos únicas jugadas que le cabe hacer a Vasile:


- opción 1 - Retirar “La noria” de la programación. Valoración de la jugada: Extremadamente arriesgada. Eliminar el programa de Jordi González de la noche de los sábados sentaría un gravísimo precedente y animaría de forma irrefrenable a los colectivos de espectadores para continuar haciendo este tipo de campañas con otros programa del mismo tono ético que emite la cadena. Ceder a la legítima presión de ciertos grupos de espectadores, -que han sabido presionar inteligentemente a los anunciantes en vez de a la propia cadena-, garantizaría masivas campañas futuras contra “Sálvame”, “Mujeres y hombres y viceversa”, “Enemigos íntimos” y casi toda la programación de Telecinco menos “Pasapalabra”. Ni pensarlo. Hay que mantener “La noria”.

- opción 2 - Mantener “La noria” en la programación. Valoración de la jugada: Extremadamente absurda. Sin anunciantes, “La noria” sólo es una fuente de pérdidas constante en una empresa que se mueve exclusivamente por la obtención de ganancias. Su mantenimiento convertiría a Telecinco en el hazmerreír mundial de las cadenas, y sólo podría excusarse de forma ridícula a la espera de un retorno de la publicidad, que claramente tardará mucho en ocurrir y a costa de un altísimo descrédito para los anunciantes que comiencen a romper el boicot. ¿Pudiendo tener beneficios programando cualquier otra cosa la noche de los sábados van a sufrir pérdidas? Ni pensarlo. Hay que retirar “La noria”.

Vasile debe elegir ahora entre el peligro y el ridículo, entre posibles futuras pérdidas masivas o seguras actuales pérdidas localizadas. Haga lo que haga, pierde. Es una “lose-lose situation” para él. Es una “win-win situation” para la televisión de nuestro país.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

así se escribe un artículo pichón

Amarok dijo...

Teniendo en cuenta que poco le debe importar a Telecinco ponerse más en ridículo seguro que escogerá la segunda opción.