02 noviembre 2011

NO, LO SIGUIENTE

Al principio la expresión tenía su gracia. ¿Son divertidas las frases que Trancas y Barrancas dicen en “El hormiguero” relativas al Hombre de Negro? ¿Divertidas? No, lo siguiente. ¿Son patéticos los spots publicitarios que Nova coloca durante las pausas que hacen simultáneamente todas las cadenas de Antena 3 relativos a culebrones como “Tierra de pasiones”, “Mujer de madera” o “Amor en custodia”? No son patéticos, son lo siguiente. ¿No da mucha grima Juan Manuel de Prada comentando en su propio programa su futuro enlace matrimonial con su más cercana colaboradora? No, lo siguiente. Pero después se comenzó a abusar de tal manera de la simpática muletilla que traspasó la sutilísima línea que separa lo trendy de lo mainstream empezando a resultar terriblemente cargante. ¿No está buenísima la nueva doctora Adams que aparece en la octava temporada de “House”? No, lo siguiente. La mayoría de los planos pretendidamente artie de Jesús Vázquez en “Pekín Express” no son fallidos, son lo siguiente. ¿No hay que ser muy friki para levantarse un domingo a las ocho de la mañana para ver en laSexta un episodio de “Megaconstrucciones”? No, lo siguiente. No, lo siguiente. No, lo siguiente.


Así que decidí no utilizar más esa expresión y pasé unas cuantas semanas de sencilla felicidad. Hasta que llegaron los clips publicitarios que Carlos Larrañaga ha rodado para una marca de salud bucodental y que se han introducido en algunos espacios mañaneros en cadenas nacionales. Entonces no tuve más remedio que recuperar la cansina muletilla. Es que esas cuñas, verdaderamente, no son inquietantes. Son lo siguiente. O lo siguiente de lo siguiente que viene después de inquietante. Y no son incómodas de ver. Están cuatro o cinco categorías por encima de la incomodidad. ¿Son ridículos esos anuncios? No, lo siguiente.

Y la gente no está hablando sobre ellas en internet: están haciendo lo siguiente. En ese sentido la campaña publicitaria de la marca bucodental no es buena. Es lo siguiente.

2 comentarios:

Aldebaran dijo...

Pues le recomiendo, señor Rico, que vea cómo en Intereconomía anuncian uno de esos aparatos ILEGALES para detectar los radares. Vale que en ese canal suman más antecedentes penales que todos los personajes de Prison Break juntos, pero es que ver a un señor peinao p'atrás decirte que con ese aparato vas a poder ir a la velocidad que te salga es impagable no, lo siguiente!!

david dijo...

OMG!