29 noviembre 2011

YO Y SUPERNANNY

Hola, Supernanny, me llamo Jonathan. Me llamo igual que el hijo de Aída que sale en Telecinco los domingos por la noche, ese que vive en Esperanza Sur con el Luisma y la Lore, solo que yo no soy tan mayor como él. Yo soy más pequeño pero de mayor voy a ser como él. Lo que a mí me pasa es que vi ese programa tuyo de Cuatro y me gusta mucho. Vas, haces juegos de ganar puntos, juegos de poner la mesa divirtiéndose en vez de tener que ponerla con gritos y también juegas a ponerse la ropa uno solo como si fuera mayor y haces cosas así que molan pilísima y a mí me gustaría que vinieras a mi casa a hacerlas para jugar y pasarlo bien como lo haces en la tele. Es que en mi casa no hacemos cosas así de guays y a veces me aburro.

Hace mucho que te conozco de la tele porque yo en la habitación tengo tele y pongo lo que me da la gana, que para eso la tele es mía y está en mi habitación y yo en mi habitación hago lo que me da la gana, que para eso la habitación es mía. Desde que era más pequeño me gustaba ver en la tele cómo los niños gritaban y pataleaban igual que hago yo. Y veía que tampoco hacían lo que les mandaban, ni comían lo que les mandaban ni nada igual que hago yo. Así que me gustaba. Pero los niños de la tele eran unos suertudos porque luego aprendían a jugar a cosas nuevas contigo, y a cosas de mayores. Y yo no puedo jugar a eso que tú haces y jugar a ser mayor, porque en mi casa nadie juega a eso conmigo. Y lo que yo quiero es jugar a eso.

Pedí a mis padres te llamaran para que vinieras, pero nada. Dicen que son tonterías. Tampoco quieren ver el programa para aprender a jugar ellos conmigo a que ellos son Supernanny y yo el niño que gana puntos. No quieren porque dicen que en la tele ven otros programas que hay de mayores que les gustan más. Pues bueno, yo te escribo para que vengas y jugamos yo y tú juntos. Y ellos que se lo pierdan y que se fastidien.