21 noviembre 2011

GANÓ WYOMING

Más que ganar, arrasó. Con el 99,94% del escrutinio realizado podemos ya anunciar oficialmente que el Gran Wyoming y su programa “El intermedio” se han llevado de calle las elecciones de ayer domingo en las que se pedía a los ciudadanos que eligiesen el programa de televisión que de una forma más brillante cubrió la campaña electoral para las elecciones generales de ayer domingo. Todas las encuestas previas y la opinión de los principales analistas de nuestro país ya permitían adelantar la victoria de “El intermedio” como mejor programa de televisión durante la campaña del 20-N, pero pocos imaginaban una victoria tan contundente de José Miguel Monzón sobre sus distantes competidores.

¿Cuáles han sido las claves del éxito de Wyoming en esta convocatoria electoral? Principalmente la ventajosa situación de partida de la que arrancó al darse por segura desde el primer momento una victoria demoledora de su partido más odiado. Nada hay mejor para un cómico en una sociedad democrática, -Wyoming, los tertulianos de Intereconomía, quien sea...-, que tener en el poder a tu enemigo político. Pero esta posición ventajosa sólo explica en parte la excelente televisión que hemos podido ver en laSexta a la hora de cenar durante estas dos últimas semanas. “El intermedio” ha de contar con un equipo de verdadero lujo: esos magníficos guionistas y realizadores de vídeos manipulados a los que el programa debería homenajear, ese Gonzo pidiendo a votantes socialistas y populares que fingieran ser del otro bando para una entrevista, hasta el pianistadeparada convirtiendo el programa en un museo de cera siniestro y angustioso.

Wyoming ganó las elecciones al mejor programa de televisión que cubrió las elecciones. Y ahora afronta la dura tarea de ser el mejor programa de televisión que cubra la legistura que ahora comienza. Dado el panorama televisivo actual lo volverá a tener fácil. Sólo tiene que conseguir tener un poco más gracia que “La que se avecina”.