19 abril 2013

ALGO HUELE A PODRIDO EN TVE



Hace un mes que un grupo japonés de investigadores japoneses de una universidad japonesa de Tokio (Japón) presentó en una Conferencia de Realidad Virtual celebrada en Florida un invento que aquí no tiene ningún futuro televisivo. Se trata de la “smelling screen”, una pantalla que permite que la tele emita aromas según lo que esté mostrando en cada momento. Ellos se lo habrán currado con toda la ilusión del mundo pensando en una tele con fragancia, pero por aquí, viendo lo que nos encontramos cuando nos arriesgamos a dar un paseo con el mando a distancia, pensamos más en la tele con olor. Y la tele con olor tendría un problema fundamental: que aquello iba a oler a mil demonios.

El olor no solo sería un problema en el caso de la telebasura, como todo el mundo se imagina (bueno, como “imagina” tiene que ver con “imágenes” y hablamos de “olores”, habría que decir algo así como “se oloriza”). En efecto, hasta los programas respetables, como el “Telediario”, de las cadenas respetables, como TVE, corren el peligro de oler peor que la Dinamarca del príncipe Hamlet (por cierto, quienes hablan de la “marca España” deberían hablar también de la “marca Dinamarca”: suena igual de mal, pero por lo menos te ríes).

Es que en los informativos de TVE están pasando cosas que no huelen demasiado bien. Cecilia Gómez fue nombrada subdirectora de los Servicios Informativos hace menos de un año por la actual dirección, pero esta semana se vio obligada a dimitir porque al enviar un correo rutinario adjuntó por error un archivo repleto de comentarios muy feos sobre la línea política de diferentes trabajadores y miembros del Consejo de Informativos de TVE recién elegidos por sus compañeros. Parece que el archivo, titulado “Consejo de Informativos de TVE para Charo”, era para Rosario López Miralles, consejera nombrada por el PP de la que Gómez fue asesora hasta que la ascendieron a subdirectora. Hay quien añade que ambas estaban detrás del controvertido intento que hubo hace unos meses para controlar el sistema informático que utilizan los redactores que hacen los informativos. ¿Qué, notan el aroma?