25 abril 2013

UNIVERSO PARALELO DE TETAS

El mayor inconveniente que tiene no seguir los reality shows de nuestra televisión es que nunca sabes quién es la tía que sale en tetas en la portada del “Interviú”. Es frustrante. Una semana sí y otra también pasas por delante del quiosco y ves en la portada de dicho magacín una chica más o menos atractiva, menos o más operada, toplessizada por lo habitual. Al lado aparece su nombre -“Maranaia Gonsalves”, pongamos-, su currículo -sea, ex-tronista de “Mujeres y hombres y viceversa”-, y alguna declaración impactante -“Álex nunca me quiso de verdad”, un suponer-. Y uno nunca sabe quién es Maranaia, ni Álex, ni tiene opinión formada sobre si la quiso de verdad o no. Está rodeada de otras revistas llenas de caras conocidas -Messi, Cristina de Borbón, Cospedal, Isabel Pantoja-, y pudiera dar la impresión de que la ignorancia acerca de la identidad de Maranaia no tiene consecuencias si uno conoce todo lo referente a Messi, Cristina de Borbón, Cospedal o Isabel Pantoja. Pues no, señores. Ya en los años 50 el matemático Hugh Everett propuso la existencia de universos paralelos y, simultáneamente con el Barça y el Partido Popular y la monarquía española y la corrupción coplera, va creciendo otro universo paralelo de mujeres-en-tetas-portadas-del-“Interviú” que el día menos pensado, a través de un vórtice espacio temporal o de un agujero no necesariamente negro situado en el centro de la galaxia, irrumpirán en las calles de nuestras ciudades y tomarán el poder del mundo que creíamos conocer.

Sólo hay una solución: conseguir que aparezca desnuda en esas portadas alguna concursante de “Saber y ganar” declarando algo del estilo de “el pintor más representativo de la contrarreforma española fue Zurbarán. Eso implosionaría desde el interior tal realidad exógena, acabaría con la amenaza que se cierne sobre nuestro planeta y, lo que es más importante, conseguiríamos que durante una semana -sólo una, qué más os da- a una parte importante de la ciudadanía de nuestro país nos sonara la cara de las tetas del “Interviú”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

a carcajadas he leido tu entrada
como siempre ... muy bueno
un besazo
M.