21 abril 2013

TONTERÍA AUTO-CUMPLIDA



Descripción de un anuncio publicitario. Un coche está parado en una calle nocturna. El conductor, joven y enigmático, mira con interés y confianza a una casa unifamiliar que tiene delante. De pronto, inexplicablemente, comienza a ocurrir un fenómeno extraño en la vivienda: en el centro se abre un agujero inesperado; las tablas del exterior se comban, algunas salen despedidas; la fachada va dando paso a un hueco, una especie de túnel formado por la madera que la componía. Las vigas del porche delantero se quiebran, el tejadillo frontal también se hunde. Todo está bañado de una luz extraña. Un plano interior nos muestra la escombrera en que se ha convertido la salita de estar, los restos de pared y las virutas que vuelan al lado del sofá. El conductor pone en marcha el coche hacia la vivienda. Acelera. Un plano frontal de la casa nos muestra que el agujero se ha convertido en un tronco de cono en cuyo término parece abrirse el espacio exterior. Finalmente el coche entra por el túnel y se pierde en el misterioso destino al que conduce. Subtitulado puede leerse “Ficción publicitaria rodada en circuito cerrado”.

No me jodas, ¿de verdad? ¿De verdad lo que estamos viendo es una ficción publicitaria rodada en circuito cerrado? Tiene toda la pinta de ser una grabación de un suceso real que realizó un videoaficionado que pasaba por ahí. A diario las casas colapsan formando agujeros negros y los coches se meten por ellos para alcanzar nuevas realidades. ¿De verdad cabe una remota posibilidad, mínima, millonésima, de que una sola persona crea estar viendo el uso normal del Honda CR-V, y gracias a la lectura del aviso subtitulado desista de la idea de comprárselo y empotrarlo contra una vivienda? Lamentablemente, las personas somos tan tontas o tan listas como la sociedad y los medios de comunicación esperan de nosotros que seamos, y hoy en día la publicidad espera de nosotros que seamos muy, pero que muy muy tontos. Lo demuestra incluyendo ese tipo de subtítulos. Y calculando que compraremos sus productos.