16 enero 2015

AMICUS WOODY

No, Woody, no. No lo hagas. Por favor, Woody. Te queremos mucho. No te metas a hacer una serie de televisión. Piénsatelo dos veces. O tres. O las que hagan falta para que desistas del proyecto. Pero tienes que rechazar la propuesta que te ha hecho Amazon. Mucha pasta. Ya, claro, ya lo sabemos. Pero un auténtico mito como tú tiene que estar por encima de esas cuestiones. A estas alturas, tu principal ocupación debería ser mantener el recuerdo de tu obra en el altísimo lugar que merece. Eres el autor de “Hanna y sus hermanas”, de “Maridos y mujeres”, de “Manhattan”, de “Annie Hall”, de “Zelig”, de “Días de radio”, de “Toma el dinero y corre”, de “Todos dicen I Love You”, ¡de “La rosa púrpura de El Cairo”!, de tantas maravillas más... No, Woody, no te metas a escribir y dirigir veintipico capítulos de una sitcom.

Es que... es que... -joder, cómo me jode decir esto-, va a ser muy mala. Va a ser como tus últimas películas. Los críticos te decimos que nos gustan, pero en verdad no. En verdad olvidamos “Conocerás al hombre de tus sueños” según se apagaron las luces del cine. Nos fuimos a emborrachar al salir de “Desde Roma con amor” para superar el dolor de haber leído “Directed by Woody Allen” al comienzo de esa película. ¿De qué trataba “Si la cosa funciona”? Te estamos tan agradecidos por tanto buen cine en los 70, 80 y 90, que celebramos exageradamente lo que de aquel grandísimo Allen queda en “Midnight in Paris” o “Blue Jasmine”. Pero, nah...

Así que piénsatelo. No lo hagas. El mundo de las series se ha vuelto increíblemente sofisticado; es la vanguardia de todos los géneros de ficción; tú has contribuido a hacerlo posible pero ya no puedes jugar en esa liga. Sigue con tu película al año que tantos acudimos fielmente a ver cada otoño sin esperar ya más que la visita de un viejo amigo. Y si finalmente llevas adelante tu proyecto no dudes que me sentaré a verlo con la mejor de las predisposiciones posibles, que pondré la lupa sobre todo lo que tenga de bueno y no me fijaré en los aspectos que me parezcan mejorables. Y, sobre todo, que opine lo que opine acerca de tu trabajo escribiré una crítica alabándolo y diciendo que es lo mejor que hemos visto en mucho tiempo. Soy amigo de las series de televisión, pero soy más amigo de Woody Allen.

2 comentarios:

Gloria dijo...

Joooo, es triste pero genial este artículo... Creo que todos pensamos lo mismo... Pero bueno... [Paso a eternos puntos suspensivos...] [...]

Anónimo dijo...

Mejor que haga de nini ni películas ni series por que no hay quien aguante una película de este tipo son infumables X dios que se retire de una vez