19 enero 2015

OCHO MESES DE RADIACIÓN


¿Qué? ¿Cómo? ¿Elecciones catalanas a finales de septiembre? Pero si estamos en enero... ¿Dentro de siete meses (no, espera, ocho)? ¿Y por qué se convocan con tanta antelación? La fecha adelantada de unos comicios autonómicos suele avisarse con dos, como mucho tres, meses de anticipación. ¿Es que Mas no tiene piedad de nosotros? ¿Es que no se da cuenta de lo que ha hecho? ¿Es que quiere que nos volvamos todos locos? ¿Ocho meses de clima electoral en Cataluña? ¿Doscientos cuarenta días y doscientas cuarenta noches viendo los papos de Oriol Junqueras, los labios de Sánchez Camacho y el pelaco de Mas en cada informativo de cada cadena? ¿Cinco mil setecientas sesenta horas, largas como más de veinte millones de segundos, incluyendo las elecciones catalanas en la escaleta de contenidos de “Las mañanas de Cuatro”, “Más vale tarde”, “Un tiempo nuevo”, “Al rojo vivo”, “La sexta noche”, “Gran Hermano VIP”?

Los budistas utilizan la repetición rítmica e initerrumpida de un mantra para alcanzar un estado de aturdimiento y anestesia. Algo parecido supone el rezo del rosario, práctica a la que se dedican en ocasiones los católicos cuando no están pegando puñetazos normales. Hagan la prueba de repetir sin parar una palabra durante muchos minutos, incluso horas, y su significado comenzará a desvanecerse; da igual que la palabra sea “constitucionalista”, “plebiscitarias”, “identitario” o “electoral”. Los habitantes de este país ya vivimos durante el año pasado una exposición catódica catalana similar a una operación a corazón abierto dentro del reactor nuclear de Fukushima en el momento de la fusión de su núcleo. Cuando aún no se han estimado los terribles efectos que para la salud tendrá el esperable aumento de las mutaciones, ¿nos van a someter durante casi todo 2015 a otra sobredosis de Pilar Rahola, Paco Marhuenda, Miguel Ángel Rodríguez y La Monja Ésa recitando mantras idiotizantes? ¿No podríamos cambiarlo por ocho meses discutiendo acerca de un referéndum que proponga Podemos sobre la continuidad de... no sé... el Día de Sant Jordi?