10 enero 2015

MÁSTER DE "MASTERCHEF"


Que vivan TVE y la televisión educativa. Que vivan “MasterChef Junior” y “Fuera de clase”. Que vivan la cocina pesada y la canción ligera. Que vivan, que vivan y que vivan.

Es lo menos que podemos decir tras la hermosa lección de servicio público nos dio TVE las últimas navidades. En cuanto los niños tuvieron vacaciones, la tele pública saltó como un resorte. Estrenó la segunda edición de “MasterChef Junior” y estrenó “Fuera de clase”. Chutazo de televisión educativa para que durante las vacaciones los chiquillos no pierdan el tiempo y estén bien educados en lo que se les tiene que educar. En cocinar y cocinar como hacen los cocineros triunfadores de “MasterChef”. En cantar y cantar como hace el cantante triunfador David Bustamante, presentador del programa. Que tomen nota todos esos de los que decimos que son el futuro, porque este es su futuro.

La televisión educativa tuvo siempre mayor importancia en aquellas circunstancias en que el sistema educativo no atendía convenientemente a los niños. Y qué mayor desatención que la que sufren durante las vacaciones. Por eso TVE acertó al emitir dos espacios que no solo les enseñaban mucho y bien, sino que les enseñaban lo que de verdad necesitan saber y la escuela no da la importancia que merece: cocinar y cantar. Quienes se crean esas tonterías que enseñan en el cole y se maten estudiando no solo nunca se harán famosos, sino que encima tendrán que ir a trabajar el extranjero. Porque lo que necesita España son cocineros y cantantes para que los turistas sigan viniendo a divertirse y gastar sus cuartos a nuestro gigantesco parque temático de chiringuito de playa. Gracias al máster de “MasterChef Junior” y gracias a “Fuera de clase” los niños aprendieron fuera de clase que tienen que cocinar para ser alguien en la vida y tienen que cantar para triunfar no solo en una fiesta o un crucero, sino incluso para ser mejores presentadores que cualquier titulado universitario, por ejemplo, en periodismo.

Así que vivan TVE, la televisión educativa y la madre que las parió.

1 comentario:

José Manuel dijo...

Genial artículo. Se podría añadir, si se me permite, también a niños futuros toreros, en este caso en la educativa canal sur tv, con presentadores tan prestigiosos y formados como Jesulin. Así los alemanes después de comer irían a una buena corrida. Jejejeje