28 enero 2015

EL BALONMANO Y EL PP



Los jugadores de la gran selección española de balonmano se relajan jugando al fútbol. En un partido del Mundial de Balonmano de Qatar (Teledeporte) no hay demasiadas risas y pocos jugadores están dispuestos a intentar lo imposible o a hacer difícil lo fácil. Se trata de ganar. Pero en un entrenamiento sí es posible jugar a otra cosa (por ejemplo, al fútbol) y tratar de meter un gol a la remanguillé con tirabuzón en triple escorzo sólo por el placer de intentarlo. Y si sale mal y el portero para el lanzamiento con las manos en los bolsillos mientras silba la Marcha del Coronel Bogey de “El puente sobre el río Kwai”, pues no pasa nada. Unas risas y a seguir. Pensaba en todo esto mientras veía el alucinante anuncio del PP en el que Rajoy y la élite del partido en el gobierno charlan distendidamente mientras hacen planes para el futuro de España. Están de broma. Seguro. No hablan en serio. Son políticos jugando a otra cosa o políticos pillados en un entrenamiento. No es un partido de verdad. Tiene que ser eso.

Por favor, que sea eso. Que esa imagen de Rajoy hablando con sus colegas de las medidas de su gobierno, de que van a bajar los impuestos y de que hay que hacer aquello que uno cree que debe de hacer sólo sea un alegre partidillo de fútbol entre jugadores de balonmano. Que ver la pinta de Floriano mientras dice que al PP le ha faltado dar piel a las cifras positivas, que soportar a Cospedal dejando claro que los ciudadanos no sabemos nada y que por eso hay que explicarnos las cosas con vídeos chungos, y que escuchar cómo una descacharrante voz en off final incluye entre los logros del gobierno haber conseguido subir las pensiones no sea más que un vacile, un lanzamiento a la remanguillé en un entrenamiento de la selección de balonmano. Que sea eso. Si es eso, pues nada: fue divertido, pero ahora Rajoy y compañía tienen que jugar un partido de verdad, así que hay que dejarse de partidillos de fútbol. No estuvo mal el vacile, aunque los ciudadanos hemos parado el lanzamiento de la campaña del PP con las manos en bolsillos y la Marcha del Coronel Bogey en los labios. Pero si el anuncio de PP no es una broma, ni un partidillo, ni un lanzamiento a la remanguillé, la selección española de balonmano no va a ganar el Mundial de Qatar.

1 comentario:

Victor Guallar dijo...

No es que jueguen al futbol, es que se piensan que somos "gilipollas" y nos tragamos semejantes idioteces. Aunque así y con estos anuncios habrá mas gente de la que creemos que picará. No se si se creen que somos tontos o es que realmente lo somos. En fin, resignación, será lo que sea. Un abrazo.