23 enero 2010

SIMPSONMANÍA

Como simpsonmaniaco vuestro que soy, os debo una explicación; y esa explicación que os debo, os la voy a dar. ¿Por qué en todas partes se habla del declive de “Los Simpson” y aquí todavía no dijimos este teclado es mío? ¿Por qué incluso los más fanáticos seguidores de la serie debaten en la tierra patria de la familia amarilla si la serie debe desaparecer para no manchar la memoria de lo que fue, mientras aquí dejamos que pasen los capítulos y las temporadas sin afrontar la dura realidad? ¿No hay valor?

Perdón, menudo notición: TVE ha eliminado a Karmele Marchante de la lista de aspirantes a participar en Eurovisión. Qué alegría. Como diría Albert Pla: “Una Pop Star Queen muerta, una Pop Star Queen menos”. Pero bueno, este no es el tema de hoy, sino “Los Simpson”. Ay, la que se va a armar. Ahora en Telecinco dicen que la expulsión es “inaceptable, antidemocrática e inconstitucional”. Estarán celebrándolo porque así tienen más combustible para darle vueltas a “La Noria” y a “Sálvame”: los dos giran en la misma dirección. Volvamos a “Los Simpson”, pero antes una cuestión previa: ¿han visto los homenajes que Antena 3 les hizo estos?

El especial “España según los Simpson” del miércoles por la noche fue flojo. Susanna Griso no sabe interpretar a una reportera de investigación y los supuestos seguidores de la serie seguían un guión (qué triste oír a Pedro Zerolo y a Ferrán Adriá nombrar a Moe y Krusty como si vieran esos nombres en un papel por primera vez en su vida). Respecto a la serie, perdón, es que antes quería decir que el especial que le dedicaron en “La ruleta de la suerte” fue requetesoso. A ver, la serie, ah, sí: no es que falte valor para hablar de su declive, es que ya no queda espacio para discutir nada. Pero como simpsonmaniaco vuestro que soy, os debo una discusión; y esa discusión que os debo, os la voy a dar.

3 comentarios:

Elenía dijo...

Pues yo no veo que los Simpsons estén en declive, la verdad. Será que no los veo lo suficiente. Pero claro, tampoco hace falta ver una cosa para saber que está en declive, como por ejemplo a la estúpida esa intentando colarse en Eurovisión. Que sí, que Eurovisión ya es en sí una coña (aunque tenga su fiel legión de seguidores) pero en fin. Era lo que hablabas el otro día: hacer parodia de una parodia no tiene gracia. Aunque tampoco la tiene que una parodia de reportera se reconvierta a sí misma en cantante y represente al país a nivel internacional en una parodia de concurso... no espera, que no es una parodia, que la gente se lo toma en serio.

Max Estrella dijo...

Pues a mi los capítulos del miércoles me animaron un poco.
Para decadencia Karmele & Co y más aún el repugnante espectáculo de políticos y demás haciendo como que les gustaban los Simpson y, peor aún, que ellos mismos eran ingeniosos.
Respecto a Eurovisión propongo que saquen a Emilio José del lupanar en el que cante entre baile y baile y lo manden, donde esté un profesional...

Diógenes (a.k.a.) PUNKSNOTDEAD dijo...

El especial Simpsonmanía fue una completa basura. La Grisso parecía estar leyendo y las intervenciones forzadas de los políticos y demás famosillos, patéticas (Todavía me escuecen los ojos de ver al M.A.R. atribuyéndole a Bart alguna de las frases de Asnar). Otro engendro más de Antena 3 para rentabilizar el aniversario de Los Simpson.
Por otra parte, soy de la opinión de que los nuevos capítulos de la familia amarilla son diferentes a los anteriores. Una serie tan longeva como los Simpson es normal que tenga sus etapas. Como la primera, más sensiblera, o la de mediados de los 90. Para mí, de las mejores.
Uff.. Vaya chapa, Antoñito, jeje.