13 enero 2010

SOPLO DE AIRE FRESCO EGIPCIO

Puede que “Informe semanal” no sea un programa legendario, al menos en el sentido que Barney Stinson suele dar al adjetivo en la serie “Cómo conocí a vuestra madre”. Puede que “Informe semanal” sea más célebre que conocido, como las películas de Andy Warhol, por ejemplo. Y puede que “Informe semanal” sea un producto de otra época, como la máquina de escribir en la mesa de un periodista o el extremo puro en el fútbol. Pero “Informe semanal” dedicó el pasado sábado uno de sus reportajes al antiguo Egipto con la preciosa excusa de las pacientes excavaciones, dirigidas por una egiptóloga española, que desentierran el templo funerario de Tutmosis III. El faraón Tutmosis III sí es, se ponga como se ponga Barney, legendario. Tutmosis III también es, a diferencia de Tutankhamón, más conocido que célebre. Pero, sobre todo, el templo funerario de Tutmosis III no es un producto de otra época, sino un soplo de aire fresco. Bien por “Informe semanal”.

¿Para qué sirve desenterrar el templo funerario de Tutmosis III? ¿Y para qué sirve que “Informe semanal” dedique uno de sus reportajes a un tipo que vivió hace 3500 años en la antigua Tebas egipcia? Sirve, entre otras cosas, para mostrarnos el trabajo de los arqueólogos, tan alejado del de aventureros expoliadores como Indiana Jones. La mayoría de los programas televisivos quieren ser como Indiana Jones y encontrar el Arca de la Alianza del éxito, las mágicas piedras de Sankara de la audiencia y el Santo Grial de la rentabilidad inmediata. Pero pocos quieren ser como la arqueóloga Myriam Seco, tan paciente, tan sabia, tan sutil, tan empeñada en utilizar el pincel en lugar de la dinamita. El reportaje sobre el templo funerario de Tutmosis III fue un soplo de aire fresco porque, acostumbrados como estamos a aventureros expoliadores como Jorge Javier Vázquez, la sabiduría y la paciencia de los arqueólogos deberían enseñarnos a utilizar el mando a distancia como si fuera un pincel, y no dinamita.

Después del soplo de aire fresco egipcio, puede que “Informe semanal” no consiga ser un programa legendario o conocido, pero sí tan actual como un ordenador o el juego de Iniesta.

1 comentario:

pecadorimpecable dijo...

Barney Stenson es el Tutmosis III de la televisión. "Informe semanal" es pura arqueología.