14 enero 2010

TIENE QUE SER ESO

La bomba: en Antena 3 trabaja alguien con poderes. Pero no poderes de esos sobrenaturales que te permiten volar, atravesar las paredes y cosas así que al final no resuelven nada. Se trata de alguien que tiene poderes naturales, ordinarios; poderes de los buenos. Sé que lo que les cuento es muy raro, pero tienen que creerme. Es la única explicación sensata que se me ocurre para entender lo que está ocurriendo. Alguien tocado con el mágico don de tener dos dedos de frente trabaja para Antena 3 y ha hecho posible que anteayer estrenara “Los protegidos”, una serie española bien escrita, bien realizada y bien interpretada.

Sí, ya sé que parece que estoy loco, pero lo que les cuento es verdad. Les estoy recomendando la serie que emite los martes por la noche la misma cadena que tiene en su historial delictivo “Un paso adelante” y “Manos a la obra”. Y, se lo juro, trata de gente con poderes paranormales y está hecha en España, pero afortunadamente no se parece en nada a “¡Ala…Dina!”. Actúan niños que aguantan primeros planos como campeones, pero no se ponen a recitar igual que robotitos redichos que sueltan su frase como si cantaran la versión repipi de la tabla de multiplicar. Van a buscar a una niña perdida al bosque, pero no se ponen pesados hasta el aburrimiento con el dichoso bosque como en “El internado”. “Los protegidos” es tan especial que incluye guiños al mundo del cómic, pero sin caer en lo pretencioso; y tan normal que un personaje tiene acento colombiano porque sí, porque España en 2010 es así.

Todo esto no puede ser una casualidad. Antena 3 puede tener “Los Simpson” porque les salió una carambola hace quince años. Puede tener “Doctor Mateo” por un golpe de suerte hace dos temporadas. Pero “Los protegidos” ya es mucha casualidad. En esa cadena trabaja alguien con la increíble capacidad de saber hacer bien su trabajo. Tiene que ser eso.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cuando empezaba a leer tu post pensaba que estabas pretendiendo ser irónico/a.
No he visto los Protegidos ni la veré, pero sólo con ver el trailer he de decir que esa serie tiene que ser sin duda una mierda pinchada en un palo, como todas (sin excepción) las series españolas.