01 junio 2009

TECHO Y SUELO

En cierto sentido, sólo en cierto sentido, -por favor, que nadie se me enfade todavía-, Wyoming es como Mariano Rajoy y Pablo Motos es como José Luis Rodríguez Zapatero. De forma lenta pero constante Wyoming y su "Intermedio" ha ido recortando la distancia que le separaba de Motos y su "Hormiguero". Como Rajoy y Zapatero. Ambos ofrecen un producto bastante más parecido en el fondo de lo que parecen indicar las primeras impresiones. Como Zapatero y Rajoy. Y están protagonizando en estos días la batalla de audiencia más interesante de los últimos años, una guerra en donde cada décima cuenta, cada secundario tiene que darlo todo cada noche, cada chiste puede provocar un vuelco que daría a La Sexta la mayor victoria de su historia y a Cuatro su mayor derrota (hablando de chistes, permítanme un largo paréntesis para contarles el mejor de la semana: lo dijo Buenafuente el miércoles tras la victoria del Barça comentando lo poco apasionado que se vio al president Montilla durante el partido: "Montilla es tan inexpresivo que su foto en el Dragon Khan le valdría para el carné de identidad". Insuperable).

Pero el mayor parecido entre Wyoming-Rajoy y Motos-Zapatero es otro: Wyoming se encuentra limitado básicamente por su techo, por la gran cantidad de espectadores que nunca, pero nunca nunca, haga lo que haga, van a ser espectadores suyos, dado lo explícito de sus opiniones y el perfil inequívocamente comprometido con ciertas opciones políticas. Como Rajoy, pero al revés. Y Motos se encuentra apoyado fundamentalmente en su suelo, en la gran cantidad de espectadores que siempre, pero siempre siempre, haga lo que haga, van a ser espectadores suyos, dado el carácter familiar de amplio espectro de su humor y la falta total de dimensión política de su programa. Como Zapatero, pero al derecho. Pablo Motos vive en el piso de arriba y Wyoming habita el de abajo, pero cualquier día el techo del intermedio va a sobresalir por encima del suelo de las hormigas. Cuidado: lo que pase el domingo en las elecciones nos puede predecir lo que pasará próximamente en la sobrecena de Cuatro y La Sexta.

3 comentarios:

Diógenes dijo...

A mí ambos presentadores me rayan bastante. Al Wyoming le tengo cariño por el CQC, probablemente, el mejor programa que se ha hecho aquí. El Pablo Motos no me hace nada de gracia y me parece que siempre quiere ser el centro de atención. El mejor programa de ese formato, en mi opinión, era el de Quequé.No aportaba nada nuevo pero tenía su gracia. Lástima que lo hayan quitao.

Linotipo Percolatti dijo...

Motos, vuelve a la radio, de donde nunca debiste haber salido

Mal Perro dijo...

Por eso Wyoming anda metiéndole tantas puyas a Motos ultimamente... claaaaaro.