13 julio 2012

MONGOLIA TV


He aquí varias noticias sobre el mundo de la televisión de las que tal vez no se haya enterado: «Kiko Rivera, Risto Mejide y Los Morancos evaluarán las pruebas de acceso a la universidad de este año». «Pocoyó abandonará la serie para ayudar a su familia como temporero en la recogida de la fresa”. «Denuncian al hombre del tiempo por espóileres». «TVE prepara la gran gala titulada «Peseta, ¡qué hermosa eres!”»«La vecindad del “Chavo del Ocho” ha cambiado risas por llantos. Donde antes había un barril y una chabola, se levantará un Mercadona: “nos desahuciaron sin querer queriendo”».

Son algunos de los titulares que pueblan “Mongolia”, revista satírica sin mensaje alguno repleta de mensajes imposibles, locos y descacharrantes. Cada mes se inventa cientos de noticias falsas para permitirnos llegar por el atajo del humor y la mala leche a un conocimiento cabal de lo que está ocurriendo. Como ejemplo, los titulares dedicados a la tele logran en un par de líneas más que lo que los críticos de televisión conseguimos en un artículo repleto de oraciones subordinadas. ¿Se acuerdan de la polémica denuncia de Hermann Tertsch a Wyoming y “El intermedio”? Se la resumo: «Tras golpearse repetidas veces contra él, el periodista Hermann Tertsch denuncia al armario de su cocina». ¿Le parece cansina la presencia constante en la tele pública de programas de proselitismo religioso y ninguno que sea abiertamente ateo o agnóstico?: «¡Tú! ¡Puto pagano! ¿Quieres defender tu ateísmo?... Pelea con monseñor Rouco en la “Cúpula del trueno”… Dos hombres entrar, uno sale. De los mismos productores que “Granjero busca esposa” y “Gran hermano pilla”». Y mi favorito: «Cursos de verano de Telecinco. Jordi González imparte un seminario que enseña a ser peor persona».

Hoy por la tarde, “Mongolia” presenta en la “Semana negra” de Gijón su número extra “Especial vacaciones”. No sé lo lejos que le pillará a usted, pero yo no me lo pierdo por nada. Lo que nos vamos a reír.