10 octubre 2014

LA SEGUNDA VENIDA DE JOSÉ ANTONIO SÁNCHEZ

No hay derecho a que el Partido Popular vuelva a nombrar por segunda vez a José Antonio Sánchez como presidente de RTVE. ¿Es que acaso no hay jóvenes directivos, nuevos periodistas o nuevos empresarios con iniciativas que puedan dirigir nuestros medios de comunicación públicos tan mal como lo va a hacer José Antonio Sánchez? ¿No es hora de dar el paso a una nueva generación de manipuladores, malos gestores, directivos serviles respecto de los intereses de los partidos que les ponen en el poder, privatizadores y desmanteladores encubiertos de las riquezas de todos los españoles? ¿En verdad en las filas de los profesionales afines al Partido Popular no hay nadie que pueda tomar el relevo de la manipulación informativa y la mala gestión que practicó José Antonio Sánchez durante su anterior presidencia de RTVE, y no queda más remedio que pedir al expresidente que sea presidente de nuevo?

Sánchez dirigió la radio y la televisión públicas durante algunos de sus años más vergonzosos en la etapa del gobierno de José María Aznar. Están en su curriculum espantos informativos como los que protagonizó TVE tras los terribles atentados del 11-M. Posteriormente, tras una aventura telefónica, reapareció como jefazo supremo de Telemadrid en 2011, y gestionó la humillante etapa de esta cadena pública en donde tuvo lugar el ERE que afectó al 80% de la plantilla. Pero un gestor no solamente se mide por sus logros, sino también por su capacidad para crear un equipo en donde se formen futuras figuras que asuman dicha tarea cuando el gestor quede amortizado. ¿De verdad Sánchez no ha sabido formar a ningún sucesor para que carezca por completo de vergüenza y afronte sin el menor resquicio de ética profesional los importantísimos años electorales que tenemos por delante?

Mal está el PP si tiene que recurrir a figuras del pasado para cometer fechorías en puestos directivos actuales. Recuérdese que Aznar nunca ha descartado del todo su regreso a la política.