22 octubre 2014

LA CENA Y LAS DEUDAS

El gran Benjamin Franklin dejó dicho que es mejor acostarse sin cenar que levantarse con deudas, pero la sutilísima verdad de la sentencia del sabio de Boston se resquebraja cuando hablamos de series televisivas. Acostarse después de haber cenado un capítulo de “Gotham” (Canal+ Series), por ejemplo, significa que nos levantaremos con deudas y con hambre de más capítulos protagonizados por el detective James Gordon, un idealista que intenta descubrir al asesino de los padres de Bruce Wayne en la corrupta y fascinante Gotham City. El detective Gordon tiene un fuerte parecido físico y una leve similitud moral con el agente Ed Exley de “L. A. Confiential”,  pero lo mejor de la serie es el joven Wayne antes de su conversión en Batman y el tan fantástico como malvado Pingüino. Es bueno levantarse con deudas y con hambre después de cenar un capítulo de “Gotham”. Lo malo de levantarse con hambre es que corremos el riesgo de darnos un atracón. Y un atracón no siempre permite hacer una buena digestión de una serie.

Es bueno levantarse con hambre y con deudas televisivas. Pero no es lo mismo levantarse con hambre de “Gotham” que empezar el día con deudas de “The Leftovers” (Canal+ Series). “Gotham” es una serie que no pierde si se disfruta a grandes bocados, mientras que “The Leftovers” es una serie que gana si se la deja reposar. A “Gotham” le va el consumo seguido de varios capítulos, mientras que “The Leftovers” exige paciencia, tiempo, reposo y largas digestiones. Una serie policíaca ambientada en una Gotham todavía sin Batman permite el “ñam, ñam”. Una serie profundamente existencial que se desarrolla en un mundo emocionalmente destruido después de la inexplicable desaparición del dos por ciento de la población mundial necesita ser masticada plano a plano, mirada a mirada, silencio a silencio. Si es cierto, como decía Nietzsche, que quien tiene un porqué para vivir puede soportar casi cualquier cómo, el porqué del detective Gordon, del joven Wayne y del Pingüino es lo que invita a consumir“Gotham”, mientras que es el cómo de Kevin Garvey, Laurie Garvey y Nora Durst lo que nos ata a “The Leftovers”. En cualquier caso, es absurdo acostarse sin cenar tanta y tan buena televisión.