23 octubre 2016

EUFEMISMOS DE MIERDA


Pues mira, mucho quejarnos de Telecinco, pero deberíamos aprender de “Sálvame”. Por ejemplo a quejarnos de “Sálvame” y de Telecinco.

Como el programa tiene problemas con el horario de protección infantil (que se concretan en tirones de orejas que les dan igual y en multas que ya les fastidian más), recurren a argucias que sirven de parapeto. Como recurrir a los eufemismos para no ser multados mientras siguen hablando de la misma mierd… quiero decir, del mismo producto de variada textura y consistencia resultante de la expulsión por vía trasera de los restos de la digestión de los alimentos ingeridos una vez que han completado el tránsito intestinal. O sea, lo que viene siendo la misma eme.

El pasado viernes hablaban de la borrachera de uno de sus personajes habituales, un concursante de “Quién quiere casarse con mi hijo”, de “Supervivientes” o de cualquiera de esos programas de variada textura y consistencia resultante de la expulsión por vía trasera… A ver, que me pierdo. El caso es que hablar de alcohol les puede salir muy caro, así que la presentadora (ese día la mercenaria, Carlota Corredera) repetía sin parar que se trataba de beber “agua con misterio”, de botellas “de agua con misterio”, de estar bebido “de agua con misterio”. Lo que no decía es la graduación del agua, la hija… la picaruela.

Ya veis. Se habla con demasiada ligereza de este modelo de televisión de residuos sólidos urbanos hecho por personas con una catadura moral alternativa a la deseable y unos criterios profesionales con una diferente manera de evaluar su función social cuya conducta es explicada en muchos casos como consecuencia de que son unos patriotas de narices que lo hacen todo por la napia. Pero esto es inexacto. Lo cierto es que hay ocasiones, los días buenos, en que Telecinco nos enseña a hablar de una forma muy divertida y no se limita a producir unas irrefrenables ganas de arrojar violentamente por la boca lo contenido en el estómago llenándolo todo de una papilla pastosa, pegajosa y hedionda que queda preciosa junto a sus programas de eme.