31 octubre 2016

RUFIANES Y RAJOYS Y VICEVERSA


El último debate de investidura dejó claro que la principal reforma que requiere el Parlamento español es la televisiva. Una intervención como la de Gabriel Rufián, -puritita televisión, un híbrido quimérico entre Aaron Sorkin y Jorge Javier Vázquez-, no puede retransmitirse con un único plano fijo, con una iluminación tan pobre y una realización tan estática. Se equivocan los analistas que entendieron que el parlamentario dirigió su intervención contra el PSOE: el PSOE sólo cumplió la función de ser un recurso escénico, el antagonista fuera de cuadro que da ocasión al actor para que seduzca con su chulería a los espectadores. Rufián no dirigió su intervención contra el PSOE sino hacia las cámaras de televisión.

Así que dotemos al Congreso de la infraestructura de un buen plató de televisión: potentes focos en el techo que resalten la figura del orador y no dejen zonas muertas entre los escaños, raíles en el suelo para que las cámaras hagan travelings mientras hablan, equipo de maquillaje que impida la aparición de brillos en la zona T. Y música de fondo, como la que utiliza sin complejos “Al rojo vivo” para dar un tono épico a las intervenciones de Ana Pastor. El enfado de Madina se habría visto mejor con un plano americano lateral. La sonrisa de Iglesias pedía un primer plano más sombrío. Cuánto hubiera ganado la retransmisión con un plano subjetivo desde los ojos de Antonio Hernando cuando Rajoy se le acercó para darle la mano tras la votación.

Gabriel Rufián -qué grande: un tío de un partido de izquierdas (ERC) que votó que sí en la investidura de un presidente de derechas (Puigdemont), llamando traidor a un partido de izquierdas (PSOE) por abstenerse en la investidura de un presidente de derechas (Rajoy)- inauguró anteayer la granhermanización de la legislatura. Tenemos por delante cuatro años -o tres, o dos, o uno- broncos, atascados, pero, sobre todo, muy televisivos. Ya lo verán. Nos vamos a divertir. Y si desde el parlamentarismo basura se nos va a ofrecer televisión basura, al menos que aprendan de Telecinco y lo hagan de forma impecable desde el punto de vista técnico.

11 comentarios:

Susanna Güell dijo...

Pues por primera vez en la historia, quizás este Gran Hermano parlamentario, haga de la política algo mas ameno y menos aburrido, para que la gente de a pie, que no entiende que se le llame trabajar a lo que se hace en el Parlamento, participemos escuchando y entendiendo por fin la política sin pelos en la lengua. A mi me encanto, claro que también tengo que reconocer que soy independentista, aunque no de Esquerra Republicana, y al que no le guste, como se dice en mi tierra : "que es posi fullas"".

Jordi dijo...

¿Quién dice que ERC es un partido de izquierdas? El nombre no hace la ideología. Las políticas económicas, educativas .. son muy, pero que muy de derechas.

alex padilla boix dijo...

Porque pactaron con Puigdemont? Pues clarito no? En la Tierra del PPSOE solo queda salir por tierra, mar o aire!

Anónimo dijo...

"S'hi posi fulles"...

Anónimo dijo...

"S'hi posi fulles"...

Anónimo dijo...

Este artículo es tan en broma como cuando leo a Rodriguez Ibarra con eso de las asambleas y la representatividad...
Que no, que Rufián no dino nada al PSOE por abstenerse, que se lo dijo por engañar a sus votantes: tu votas un programa, y ellos con tu voto hacen lo contrario.
Prro mola escribir eso de que ERC ha votado a favor de Puigdemont, comarándolo con la acción del PSOE. Que no tiene nada que ver! Que ERC y Convergència se presentaron juntos con JxS! Como no lo van a votar, si es su candidato?
La diferencia está entre engañar a la gente, o no engañarla.

Anónimo dijo...

Sin ánimo de defender la vergonzosa coalición entre ERC y Convergència, pero ellos se presentaron a las elecciones en coalición. Los votantes votaron exactamente lo que es. En cambio el PSOE se presentó a las elecciones diciendo "no es no", para acabar absteniéndose. He ahí la traición.

Anónimo dijo...

Los cuñados progres de mongolia siguen en modo #butthurt desde que Rufián les meara en la boca delante de un auditorio, lejos de asumir la humillación no sólo no perdonan sino que intentan atacarle con artículos patéticos como este que esboza el mismo argumento que Carme Chacón y demás dirigentes del PSOE lanzaron a su borregada, la diferencia es que algunos somos de izquierdas pero no nos tragamos esas patrañas.

Venga chavales, pasad página.

Javito dijo...

Venga dale 15 años a Rufián y ya le verás trincando o amañando como todo kiski. Sabes que os jode de los de Mongolia? Que se meten a saco con vosotros, todos los creyentes que tenéis la puta manía de no apañaros vuestra cuenta y necesitáis de mesías y líderes

Javito dijo...

Conclusión: pedazo de gilipollas, una parte de los españoles que votan al PP de mangantes y oscurantistas, y pedazo de gilipollas los del PSOE, mangantes y traidores; mayoría de gilipollas.
Está claro que Catalunya es diferente sociológicamente e incluso más avanzada políticamente: no salieron tantos que se tragarsen lo de JxS.

Ernesto Ilkermn dijo...

Certero análisis, Rico. Solo te faltó añadir que además, el Rufián es uno de los más guapos de la cámara, si no el que más, con lo que podríamos concluir que una sesión de esas acabará pareciéndose a Gran Hermano. Aunque hasta que lleguen al nivel el resto de participantes... mucho tienen que rebajar las edades de sus señorías. Que claro, no es lo mismo esa barbilla a los treintaytantos que peinando canas