24 octubre 2016

'PROPAINFORMATIVO" BORBÓN


¿Recuerdan “Audiencia abierta”? Aunque apenas lo ve nadie, La 1 insiste en emitir cada sábado, poco después del mediodía, este programa destinado a ensalzar a nuestro maravilloso rey Borbón, a nuestra maravillosísima familia real Borbón, a nuestra  maravillosérrima monarquía Borbón. Se supone que “Audiencia abierta” es un informativo, pero igual que se acuñó la palabra ‘publirreportaje’ para dar cuenta de la existencia de reportajes cuya única razón de ser es hacer publicidad de algún producto, habría que acuñar la palabra ‘propainformativo’ para dar cuenta de la existencia de informativos cuya única razón de ser es hacer propaganda de alguna ideología.

Pues la vida te da sorpresas. La emisión del pasado sábado, dedicada a dar cuenta de la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias, fue, como siempre, un ‘propainformativo’ de manual, pero se permitió el lujo de abandonar la ortodoxia durante medio minuto para dar cuenta de las manifestaciones, pancartas, protestas y reivindicaciones sociales que desde hace años se producen en la calle alrededor de los actos institucionales. La sorpresa es aun mayor cuando la consulta del archivo de anteriores emisiones en la web de TVE permite comprobar que hace ya varios años que “Audiencia abierta” concede medio minuto de atención a estas movilizaciones.

En la primera edición del “Telediario” del viernes (previa a la ceremonia de la entrega de premios), dijeron que los reyes habían recibido a los estudiantes con mejor expediente de la Universidad de Oviedo, “un encuentro que permite mantener un contacto directo con la sociedad asturiana”. No solo ocultaron que hay estudiantes que rechazaron públicamente asistir a este encuentro, sino que se permitieron añadir esta otra mentirijilla: “La ciudad entera sintoniza con la ceremonia”. Ya que, de seguir así, el “Telediario” pronto tendrá tan pocos telespectadores como tiene ahora “Audiencia abierta”, al menos podía aprender de los cortesanos oficiales cómo se hace un ‘propainformativo’ guay para que todo el mundo quede contento aunque no lo vea nadie.