20 octubre 2016

LA DIVERSIÓN DEL TRABAJADOR PÚBLICO

Trabajadores públicos, funcionarios, gente de empresas privadas subcontratadas por organismos públicos, aprended a sortear las críticas a vuestro trabajo como lo hace Javier Cárdenas. El presentador y director que perpetra cada día en nuestra televisión pública ese pastiche titulado “Hora punta” realiza también un programa diario de radio en donde recientemente cargó contra los críticos de su labor televisiva. Tras centrar casi todo su monólogo en el caso de dos comentaristas que le pusieron verde tras haberle pedido trabajar en su programa (¿?), Cárdenas resolvió finalmente el resto de las críticas con una sentencia incontestable: “A mí, plin, trabajo con la gente que quiero y hago un programa que me divierte un montón; que sigan creándose su bilis y su mundo de mierda desde la amargura”.

Aprendeos esta frase, trabajadores públicos. ¿Eres un médico de la Seguridad Social que recibe una queja por los inadecuados diagnósticos que realiza de sus pacientes? Basta con que digas “a mí, plin, trabajo con la gente que quiero y paso una consulta que me divierte un montón”. ¿Trabajas en la concesión del comedor de algún colegio público y te han llegado reclamaciones por la falta de calidad de las comidas que se sirven diariamente a los escolares en ese centro? Ponte muy serio y di “a mí, plin, trabajo con la gente que quiero y cocino unos platos que me divierten un montón”. ¿Eres un guardia de tráfico al que le discuten su estilo de imponer sanciones y quitar puntos en el carné de conducir de los conductores? “A mí, plin, trabajo con la gente que quiero y pongo unas multas que me divierten un montón; que sigan creándose su bilis y su mundo de mierda desde la amargura”.

Ésa es la clave. ¿Quién le puede discutir su práctica a un médico, a un cocinero o a un guardia de tráfico públicos si trabajan con la gente que quieren? ¿Qué más da que los espectadores nos quedemos dormidos ante el televisor si Javier Cárdenas, ese trabajador público, se divierte un montón haciendo su propio programa?